Anticonceptivo para las palomas de Barcelona

Para todos los que vivimos en Barcelona no es un secreto que la poblaciones palomas es abundante. Tampoco es un secreto que la captura de estos pájaros se ha hecho una tradición, aunque no necesariamente está a tono con la moral.

No es aceptable, por lo menos para mí, que mates pájaros solo porque hay muchos, aunque entiendo que se pueden convertir en un problema de salud pública. Si, tener más de cien mil palomas en la calle puede causar un problema de enfermedades, incluso de estética, pues los pájaros defecan en cualquier lado.

La decisión de salud pública es, no seguir capturando palomas para luego matarlas, sino alimentarlas con un pienso anticonceptivo.

Para los que no saben que es un pienso, es la palabra con que se designa a la alimentación que recibe cualquier animal o pájaro y que se constituye de los nutrientes que necesitan para su óptimo desarrollo.

Si, los piensos varían dependiendo de la especie animal, y en este caso, lo que se piensa hacer, es incluir sustancias que inhiban la reproducción de estas especies.

No, no vamos a dejar de ver palomas en las plazas de Barcelona, lo que vamos a evitar es que se reproduzcan tan aceleradamente como lo hacen. Ya puedes hacerte una idea de la cantidad de palomas que nacían en un año si ya habían más de  cien mil por las calles de Barcelona; en algún momento iban a ser más que nosotros.

Ahora, ya puedes juzgar tu si es moralmente correcto que se le dé anticonceptivo a una paloma para que no se reproduzca, pero sin dudas, es una mejor decisión que matarlas.