Tió de Nadal

Se acerca la navidad y es importante para nosotros destacar un poco de la tradición catalana que nos ha definido por siempre. No hay nada más tradicional en Cataluña para estas navidades que el Tió de Nadal, y para los que no sepan de qué va, aquí le contamos.

Seguramente y ustedes en sus respectivos países colocan arboles de navidad, medias en la chimenea, pesebres con el momento del nacimiento del niño dios, pero nosotros en Cataluña tenemos una tradición que, quizá, sea un tanto extraña para el resto de la gente.

El Tió de Nadal no es más que un tronco de madera con una cara pintada en unos extremos, a este tronco o se le cubre con una manta roja y se le va alimentando hasta la navidad.

¿De qué se alimenta el Tió de Nadal? De todo, la tradición dice que antes se alimentaba de dulces, pero hoy en día se alimenta, mayoritariamente de regalos para los niños, se puede decir que es una analogía con lo que se hace en otros países, al colocar los regalos bajo el árbol, aunque a partir de aquí la cosa cambia.

Cuando llega la noche de navidad o Nadal, en catalán, se le cae a palo al Tió hasta que cague regalos. Si, como lo estás leyendo, en nuestra tradición se le pega al Tió para ir descubriendo que nos ha traído la navidad.

Antes se le quemaba al Tió para obligarle a que cagara los regalos, pero ahora se hace distinto, aunque en todo lo demás sigue siendo la misma tradición.

Es algo muy significativo para nosotros en las navidades y puede ser muy curioso de ver para los que no están acostumbrados.