Tsunami Democrátic y las Redes Sociales

Si hay algo que ha dado de que hablar, es un nuevo movimiento masivo surgido directamente de las redes sociales, este es precisamente “Tsunami Democrátic”. Pero para poder entender la naturaleza de este nuevo “avivamiento” que incluso fue capaz de paralizar el aeropuerto de Barcelona lo suficiente como para cancelar 100 vuelos. Entonces debemos situarnos bajo un contexto muy particular.

Teniendo en cuenta el aumento considerable de las tensiones entre Madrid y los líderes de los distintos partidos independentistas de Cataluña. Algo que dentro de poco tiempo puede salirse de las manos al gobierno español.

Una propuesta infravalorada

Todo movimiento posee un inicio, pero delimitar dicho inicio con claridad resulta una tarea bastante complicada, y esto es debido a al elemento difuso muy característico de este tipo de manifestaciones sociales.

Pero si se nos permitiera elegir una fecha concreta, entonces la más indicada sería sin lugar a dudas el 2 de Septiembre, ¿Por qué? Porque fue el día en que se estrenó el “Eslogan” del movimiento de soberanismo catalán. Es un video que consta de no más de un minuto, pero mostraba la imagen de una cazotela con agua que es llevada al estado de ebullición y con un mensaje en pantalla “Cambiamos el estado de las cosas; Únete, tú también eres el Tsunami”

Una idea lo suficientemente sencilla y clara como para generar el impacto necesario que tanto necesitaban los promotores del independentismo catalán. Sin embargo, el gobierno español solo lo vio como un juego de niños, y sólo se centró en los líderes visibles de las demandas catalanas. Algo que le ha salido costoso a cara de lo vemos hoy en día, y con los sucesos que probablemente serán “irrefrenables” en el futuro cercano.

No existe un líder visible

Aunque es más que evidente el apoyo inmediato de los líderes visibles del independentismo catalán, Democrátic Tsunami no fue originado ni posee “una persona clave”, es más una fuerza cuyo impulso se basa únicamente en la cantidad de personas que son llevadas por ella, y las redes sociales de mayor difusión como; Twitter, WhatsApp y Facebook, cada una se ha convertido en el cerrajero que dio origen a la llave maestra del impacto mediático.

Este es un factor que le otorga una mayor fuerza a la iniciativa, debido a que el optimismo y la fuerza del movimiento no tienen un sustento concreto, dicho elemento no sólo lo hace impredecible sino que también increíblemente difícil de disipar. “No se puede juzgar o apresar a cientos de miles de personas tan fácilmente” no como sería en el caso de dos o tres dirigentes políticos.

Pero lo que no se puede negar es que las redes sociales han sido de vital importancia y son los cimientos por los cuales dicha estructura cobra forma, no hay censura en las redes sociales, y allí todos pueden comunicarse libremente sin restricción alguna, además que son un medio de difusión potente.

No cabe duda que las protestas seguirán e incluso las acciones de Tsunami Democrátic serán aún más audaces en torno a la inestabilidad política de España. Sólo queda esperar cual podrá ser el desenlace final, si es que hay uno.